Tensión

Fue en ese día de aquel turbado mes
cuando volvió envuelta en su silencio.

La brisa sin cesar ondeaba
y ella corría y corría y más corría
sorteando con gracia todo estorbo.

Mínimo fue ese suceso ante mis ojos
sujetos al desvelo de la luz matinal.

Albergo ahora el temblor de un vocablo
y al momento me agobia otro dilema.

Indago empecinado y me ignoro y aíslo
de cuanto halló el sigilo y después olvidó.

¿Quién es esa mujer de arribo presuroso
que al llegar recompone este irresuelto afán?

¿Dónde es posible hallar y aguardar o acrecer
una respuesta pronta y así saber lo que vendrá
en todo esto que vivo?

Julio Bepré-

Comentar