Libro del fin

Escribo en el día pleno de sombra
escribo y doy contra el borde
filoso de todo lo que lastima;
pero sigo aquí, en esta breve
región del silencio. Escribo
y digo que un viento del sur
ha sitiado la casa y que pronto
ha de volver a nevar aquí dentro.

Que se ha perdido la cinta
que ataba el abeto a cierto destino.
Que todas las horas al cabo
convergen a esta sola hora precisa.
Escribo el poema como un grito
como quien maldice a su ausente
dios en la noche de los tiempos:
como el que bien sabe que ya
no resta un futuro posible
ni la senda queda de otro regreso.

Alejandro Drewes-

1 comentario

  1. victoria asís dejó un comentario:

    Admiro al profesor de química, Alejandro por la destreza de unir
    la fórmula colosal de la vida y la poesía.

    Admiro su permanencia al borde de lo que lastima y seguir cantando. Alegría enorme leerlo aquí. Vic

    4 Julio, 2017 a las 3:57 pm

Comentar