Esdrújula

Yo persigo una esdrújula que fuera

detonante sagaz de mi energía,

estallido de sol y orfebrería,

utopías urdiendo una quimera;

una esdrújula tierna que impusiera

un fasto de color para mi día,

una pizca mitral de algarabía,

un labio tentador que se ofreciera;

una mano fraterna que tendiera

en un gesto de lírica alfarera

un ósculo brincando en armonía,

silueta de una niña que te espera

y un vibrante ¡te quiero! que te diera

el rizo a la pasión que fue tan mía.

Publicado en Suplemento Cultural “VIDA” del Diario “Democracia”

Rodolfo Leiro-

Comentar