Por intolerancia

A veces no hay verdad porque se mata,

a veces luz no alumbra – no… –, se borra,

a veces ni valor si se vacía,

a veces ni un amor si se destroza.

¡Ay!, a veces no se quiere ya la lluvia,

a veces no se mira a una persona,

a veces no se deja a una esperanza

que sea lo que sea, ¡en cualquier forma!

A veces las PALABRAS dictan fríos

para esos que aguantan y que lloran

tanta injusticia, tanta incomprensión…

¡a veces son mejor hasta las sombras!

A veces no hay un c-u-i-d-o: a una Madre;

pero, a veces, no viven los que moran

ni, a veces, ya se dan unos recuerdos

ni se escogen, de Dios, algunas cosas.

Oswaldo Roses-

Comentar