Aroma de la perduración *

¿y qué es el mito?

¿Acaso es la piedra que habla?

¿Será la usanza del barro?

¿Es un sueño de guardar?

¿Qué es?

¿Es la raza del grano que habla

en las alturas?

¿Los rostros del tiempo?

¿Un polen?

¿Un sol a decir basta?

¿Una luna a mitad del corazón?

¿Las estrellas en el menguante

del rocío?

¿Qué será? Me aparezco preguntando,

con los siglos creciendo a mis espaldas.

¿Acaso es el tiempo de la eternidad

a voluntad de un pueblo?

¿Es el agua de la oralidad?

¿El mineral?

¿Será la morada de la aurora?

¿El cántaro de la sombra húmeda?

¿Una comida en la vida de la mesa?

¿Qué será?

¿Será acaso la obsidiana?

¿La madera del tarko?

¿Será un río?

¿La siembra?

¿La aridez?

¿Una siesta con sombrero?

¿Acaso el cereal decapitado?

¿Un volcán?

¿Una montaña acaso?

¿Qué es? Me aparezco preguntando.

Y lo que se sepultó en el viento,

animal y anchura, me dice:

¡Divinidades!

Es entonces que me aprieto el alma

con el aroma de la perduración.

* Poema musicalizado por Ramón Navarro (h)

Aníbal Albornoz Ávila-

Comentar