Poemas

Ya tenía el sol…

Ya tenía el sol en el camino

mi pisada de loba al final del laberinto

hasta guardaba mis sudores

en todos los silencios.

Escupía los besos con un golpe de llanto

vos robabas los míos mordiendo las palabras

vos pecabas de encierro y de traiciones

vos

abandonaste el espacio de sonidos

manchando esas noches de pieles y de lunas.

Ya no me parezco a ninguna

y me voy perdiendo en espejos

que se amontonan en los estantes del viento.

Hoy, ajeno, intruso en mi dolor

te dejo en un olvido inolvidable

para acostumbrarme a no verte adonde estabas.

María Manetti-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *