Pasos

Los pasos no van hacia atrás.

No hay donde volver,

ni a quién encontrar.

El tiempo implacable

descubre un

escenario desconocido

con relatos lejanos,

de extraños personajes, sin rostros

ni historias en común.

Que no tiñen de vida los días,

ni calman con caricias

momentos dolorosos.

Se perdió el sentido,

lo cotidiano, el encuentro tibio,

el paisaje que constituye.

No hay ya donde volver.

Hacia adelante, los pasos,

se encaminan.

Trueque constante donde

el entorno es éste y la historia

la que ahora se despliega.

El hoy destierra lo vivido y

en cada respiro grita su presencia.

Graciela Di Laudo-

Comentar