Precauciones

Cierta tarde

estando en el patio

sin nada con que entretenerme

noté que sobre el borde

del tapial de la medianera

había pedazos de vidrios de botellas

incrustados de punta.

No pensé “para qué estarán”,

pensé: “el que lo trepe se va a lastimar”.

Agarré una escoba, y con el palo

traté de quitar la amenaza filosa.

Abuela me vio y me explicó:

Ladrones. Gente mala. Ser precavidos”.

No entendí: seguí pensando

cuánto daño le haría

a quien sea.

Maximiliano Sacristán-

Comentar