Ahora

Llámame.

Con el amanecer las nomeolvides

Se despiertan…

Llámame.

Con el atardecer las hiedras se desperezan…

Llámame,

Ahora,

Está por anochecer.

Virginia Isabel Berra-

Comentar