Poemas

Coraje

Dejar gritar los silencios

con los sueños que se sueñan

y sustraerse de las garras

si el tigre es la ferocidad.

Descorrer los velos

si las algas son plagas deteniendo los arrecifes de coral,

también la locura y el sufrimiento

pueden ser telarañas inconsistentes.

Algo aguarda después,

como un ojo abriéndose en el coraje del pensamiento.

Esa fuerza anida en las manos de su sombra.

De El enigma de un pájaro exiliado

Marizel Estonllo-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *