Poemas

Mi verso

Mi verso,

así de simple; mi verso, así, callado,

sólo llega a tu oído como la gota al cántaro,

y cuando él se rebalsa busca sólo tu mano

y tus ojos, tus labios

¡para hacerse palabra!

Por desandar la noche

en busca de otra aurora que te traiga a mi lado

mi verso, así de simple

mi verso demorado,

se crece en tu oído gota a gota

callado

¡caminando tu noche por volver a tu lado!

Y tu sombra y mi canto y mi verso

tan simple

sólo llega a tu oído

como la gota al cántaro…

Gustavo Córdoba-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *