Allí estaré

Recojo el camino de mis lágrimas

y allí estaré, a la hora exacta,

al encuentro con mi sombra,

descifrando el tiempo a hurtadillas,

buscando fragmentos en mis entrañas,

conjugando voces y verdades

en el límite de mis ancestros.

Soy la memoria de mis pasos,

el cauce de los mares,

la voz del arco en plenilunio

y cómplice de mi arquitectura.

El silencio es un pájaro de niebla

que se estremece en las orillas de mi cuerpo,

frágil como un puerto en llamas

o como un espectro que huye del invierno.

Abro los ojos a las ruinas

mientras advierto mi presencia.

Del libro Elipsis, Por otras geografías y lamentos

            Lady López Zepeda-

Comentar