Poemas

Realidad

Sin calefacción

acude a un viejo canto del pasado

nadie percibe

que detrás de las rotas cañerías

no hay tambor ni espesura

y el poema

que canta al árbol

al río

caerá sobre todos

como la más demorada de sus hojas

caerá

con su peso de algodón

y de cadenas.

Él no ha leído a Norman Mailer

asegurando -América no existe-

para él

que entona con gárgaras de frío

América

es el coche sin ruedas

la botella vacía

y el televisor tirado en la vereda.

Ambos poemas pertenecen a El Color de Harlem, La Luna que…

            Julio Carabelli-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *