Poemas

El artista

Cuando alguien se jactó de los logros económicos y culturales de su país, el Maestro, completamente impávido, le preguntó: “Y todos esos logros ¿han producido algún cambio en los corazones de tus compatriotas?”
Y contó el caso de aquel hombre blanco que, capturado por los caníbales y conducido ante el jefe de la tribu antes de ser asado vivo, comprobó asombrado cómo el cacique hablaba el inglés con perfecto acento harvardiano.
“Los años que pasó usted en Harvard”, le preguntó el hombre blanco, “¿no sirvieron para cambiarle en nada?”
“Por supuesto que sí”, respondió. “Sirvieron para civilizarme: una vez que usted haya sido asado, me vestiré para cenar y usaré cuchillo y tenedor”.

Anthony de Mello-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *