Poemas

Elegía

A Alicia Dujovne Ortíz, en la lejana Francia

Toma de mí lo que va a desaparecer,

tómame, vigílame como desapareciendo,

fiel vacío de un perfume extinguido,

pura ausencia abismada en lo innombrable,

¡oh! vacilante sombra en el crepúsculo,

vacíame en la memoria de mí,

en el abismo de mi propia locura.

Toma de mí lo que se dicta,

la profecía de un pasado que viene

de lo no acontecido y llama con la fuerza

del fuego, su pabilo entre ruinas,

los simulacros y fantasmas grabados

en lo profundo

de mi llagada lengua. Toma mi voz para

dejarme, los nombres que me dicto,

tu sombra enturbiándose entre

sombras, toma otra vez mi voz, mi cuerpo,

la fría mortaja de la memoria,

y levanta el líquido de las horas

para escanciarla en tu cansada boca,

luego olvídame, vacíame, escándeme.

Yo hice tu alma a imagen de mis dudas,

alma mortal, poesía.

Oscar Portela-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *