Poemas

Los que siempre estuvimos

Aquí estamos aún, los que siempre estuvimos,

volviendo del exilio de la idea y la palabra.

Aquí estamos aún, porque así lo quisimos.

El invierno ha pasado.

Hoy la savia reverdece.

Aún tiene sabor amargo…

Fuimos los muertos de pie y en carne viva,

testigos de la infamia, con los ojos vacíos

y nuestras manos huecas labrando la esperanza.

Con el frío en los huesos y el paso vacilante.

Con el llanto enmudecido

en algún rincón del alma,

y el miedo agazapado, como sombra a la espalda.

Pero aquí nos quedamos,

gastándonos los sueños

y sin otra fortuna que la de seguir estando,

porque el hogar, los hijos…

porque esta tierra nuestra,

porque el dolor, la Patria…

Porque aunque muertos y de pie,

seguíamos haciendo falta

como estandarte, para anunciar la vida;

como el mástil necesario para enarbolar la Patria.

El invierno ha pasado,

la savia reverdece,

en cada surco nuevo germina la esperanza

y de aquel sabor amargo que trepó a las gargantas,

hoy queda sólo un poco,

un poco…, casi nada.

Irma Droz-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *