Poemas

Reconstrucción de la verdad

Espejo de lodo la mentira.

Todo lo que ella arguye inventa escupe

sirve para tapar el sol con el dedo meñique.

La verdad

la pobre y huérfana verdad

siempre tendrá la estatura de una desconocida

pero no será un cadáver de mármol

velándose entre gusanos.

Por eso uno piensa que en la claridad de los

sabios

hay un sol más hondo

donde los seres aparecen realmente

como son.

La verdad es un rostro de cristal

cuerpo tibio de mujer.

La verdad tiene un sitio

por donde se puede respirar aire libre

llega como una inconmovible fruta

llena de olas

y ahoga en su momento a tanto

mercader

a tanto mono de organillero

a tanto político de subasta.

Simón Zavala Guzmán-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *