Poemas

Paisajes

La desmesura del paisaje

se impone,

sus líneas ondulantes desorientan

Y es el horizonte, tránsito

de tempestades.

Despilfarro de belleza que empequeñece.

El aire posibilita,

el vuelo, sin fronteras.

Sin límites está el llano,

la espesura.

El agua transparenta

miradas y los cielos

testifican danzas soleadas.

Entre albas y puestas

las ansias cabalgan

sobre deseos inconfesos.

Graciela Di Laudo-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *