Poemas

La otra memoria

Nunca con el verdugo.

La violencia no tiene nombre

en el dolor de las mujeres asesinadas.

Abrazo de cielo, camelia dormida en otras vidas.

Ellos lamiendosus crímenes, el barro como ruta
de escarnio,

la espalda de la tiniebla.

La desesperanza como maldición,

un puñal desangrándose,

pesadilla en la conciencia,

ceguera del sueño,

el mediodía oxidándose

en los retratos de los soldados.

Después del aplastamiento

se construye otra memoria

sin el rostro de los invasores.

No culpés sólo a Malinche…

Miguel Fajardo Korea-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *