Poemas

Palabras a solas

El ojo,

despeinado de pestañas

purifica los absurdos

busca el maniqueísmo

embobado de la miel

y se atora

en un algo diferente,

no contaminado nunca

porque es colibrí

de palabras a solas

modificando las

entradas.

Del libro En defensa propia

Raquel Piñeiro Mongiello-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *