Poemas

Marea negra

Prefiero imaginarte

en el primer instante,

antes que los titanes

ahogasen tu recinto y precintaran

su canto de gorriones.

Cuando en tumulto azul por los costados

desairabas la fuerza del acero

y el tacto de la herrumbre.

Entonces, a√ļn jugabas

a ser alma reciente de la vida.

Mas hoy, que se entretiene

largo el desamparo por tu nombre,

y te pretendo vívido haz de luz

que tallara el redondo asombro de mi boca,

desciendo l e n t a, suave,

al mundo de los p√°jaros

que sólo resucitan primaveras.

Esther Gonz√°lez S√°nchez-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *