Poemas

Dejé migajas en la cama

Dejé migajas en la cama

para no olvidarme de ti

dejé la ropa regada

mi maleta abierta de par en par

dejé correr el agua de la ducha largo rato

la música fuerte

dejé migajas en la cama

unas cuantas nada más

esperando levantarme a media noche

refunfuñando por tu risa

limpiando la cama

y de nuevo dormir de tu lado

donde puedo abrazarte

donde muy probablemente

mañana

habrá migajas de vuelta

dejé migajas en la cama

y apilé los libros en la silla

saqué mi guitarra

y junté los papeles

los dejé a la vista

dejé migajas en la cama

pero sólo de tu lado

por si acaso regresas

para así poderte hallar completa

para así poder soltarte

y si es que acaso no regresas

dejé migajas en la cama

para así nunca olvidar.

Del poemario Dejé migajas en la cama

Antonio Andrade-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *