Poemas

Por la esperanza…

Y la luz fue. Colmando aquel vacío

agrisado, silente de la ausencia.

Y fue el tierno brotar de la conciencia

de tu cuerpo yacente junto al mío.

Y fue ardiente el susurro del estío.

Esa lluvia de besos. La vehemencia

de tus manos de clara transparencia

desbordando los cauces de mi río.

Con primicias de fuego enamorado

desatamos la sangre en desmesura

en el vértice mismo del asombro.

Presintiendo el futuro en el pasado,

con tu boca aferrada a mi ternura

en el roce del viento yo te nombro.

Cris Fernández-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *