Poemas

Pájaros, pájaros

Pájaros, pájaros

pequeños corazones

que humedecen el aire

como cristales de almas suspendidas.

De su levedad,

de su seda palpitante,

fluyen, vuelan, caen sonidos como perlas

penetrando,

alojándose en el espíritu del hombre.

Los pájaros aman el viento.

Se hablan con murmullos transparentes,

como una crisálida de hojas tiernas

y plumas que recién se conocen.

Siempre hay un halo, envolviéndolos,

cubriéndolos, un envolvente ensueño.

Y no nos queremos ir

para huir, juntos,

de la muerte.

Por eso, esta atmósfera dulce

sin los pájaros, no, no sería.

Un espacio inerte,

silencio lleno y oscuro.

Y no queremos.

Otra vez, el anuncio del árbol,

el diminuto cielo del arrullo

-vuelvan, vuelvan-

El alado bosque.

Amalia Mercedes Abaria-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *