Poemas

Conozco a un árbol

Conozco a un árbol

de magnífica copa amplificada

ciudad cosmopolita de infinitas

hojas verdes y ocultas ramas.

Su amplio tronco

no se queja por la magnitud

de verde iridiscencia

que le ha tocado en suerte

llevar en lo alto.

El viento bienhechor

no inmuta a la copa gigante

más bien la mantiene

en digna proporción

sosteniendo el follaje que apenas

contonea.

Las palomas parecen esquivarlo

demasiada copa para albergar

humildes semillas.

El gran árbol las llama:

las palomas apenas se aproximan.

Poema del libro Filigranas

Roxana Rajmilchuk

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *