Poemas

Aroma tras la puerta

Si golpearan la puerta

un domingo a las tres de la tarde

esperaría que tú te levantaras para abrir,

esperaría que me dijeras quien fue

y seguramente no me importaría tanto como a ti

Si golpearan la puerta

un domingo a las tres de la tarde

podría levantarme a atender

y volver con muy malas noticias,

pero podría callarlas

para siempre o hasta la hora de la once,

lo que pase primero

o lo que pueda ser

Si golpearan la puerta

un domingo a las tres de la tarde

me gustaría que seas tú

y que por fin entraras en mi casa,

Si golpearan la puerta

un domingo a las tres de la tarde

te dejaría pasar y jamás te haría salir

Si golpearan la puerta

el día que fuera y a la hora que fuera

yo estaría contigo,

y si insisten en golpear la puerta

ya no abriría más

yo estaría contigo.

Del poemario Los silencios bien guardados

Jaime Villanueva Donoso-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *