Poemas

Una dirección total

En torno al ansioso torbellino

de mis venas inequívocas,

recorto un proceso de fuego

y salvaje jardín,

moviendo

caricias y olvido.

En esa inmensidad,

mi cuerpo

se renueva,

minucioso y fugitivo,

por galaxias y mareas

como sexo a la deriva.

Desde entonces,

construyo mi amuleto:

un mundo cabe bajo el ala

de bellas herejías.

En cada pulsación,

entreabro

mi boca sobre tu boca,

saboreo

una dirección total:

dulces, vagos labios

regiones secretas

engendradas por el viento.

Jaime Icho Kozak-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *