Poemas

Aquel otro vivir

¿Cómo era un día entre tantos vividos

y en aquella ventura primigenia?

La realidad se hacía en el asombro

y siempre hablaba con verbos fervorosos.

Alguien al mundo se arrimaba para

tender los sueños más propicios.

Y el instante nacía sin premura

entre imágenes de colores airosos.

La ocasión corría solazada a la par

de un aire atemperado.

Recuerda. Lo ingrato era vil copia

de maneras adultas y raídas.

Los actos ofrendaban a cualquiera

variados temas y sus mil prodigios.

¿Hablas acaso de un ayer o de un acoso

e indeseado futuro?

No. La vida era segura eternidad

y descubrir la gracia de un momento.

Algo inmenso era y adyacente

a incontables mudanzas repletas de alegría.

Julio Bepré-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *