Poemas

América mía

Madre tierra

madre siembra y mineral

madre augusta y sin embargo vieja

sombra entre sombras

tu tristeza a cuestas.

Vos derramabas

perfume de algarrobas

y tus manos transitadas de frutos

apagaban la sed

en esos días

donde todo era heredad y canto.

Tantos cielos demorada tu estrechez

manantial de brevas y vino

que en la oscuridad hoy entregas

a los parias ciegos de osadías.

Con los pechos cargados

arañada de piedras

cuchillas y sudores fríos.

Cuándo los hijos

de estas latitudes

crecerán en alas azules

en libertad de vientres

para ganar el cielo mineral de tus alturas.

De Una Mirada al Sur

Zulma Prina-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *