Poemas

Diga lo que diga

Y es la memoria

la que quiere que yo esté

más o menos conocido o determinante.

Hay recuerdos que vuelven

–así un conejo a su madriguera –

y otros… que se han perdido

contra la desolación.

Ayer precisamente me visitó un cerebro

lleno de utopías,

no sé,

se lo atribuyo a Dios,

a Ernesto Che Guevara,

a uno que se ha atiborrado de güisqui

en la privilegiada esquina de la paráfrasis del grito.

Hay cielos –y heridas para postre –.

Hay caminos que acaban de empezar.

Hay poemas que precipitadamente han estropeado

sus circunstancias.

Hay Daríos rimbaudianos que ya se han separado del

Tiempo.

Oswaldo Roses-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *