Poemas

Del sólido al gaseoso

Es el roce primero,

el que da paso al líquido

y a los olores luego,

junto con el quejido,

que no es el del dolor,

pero sí su contrario,

mezclando soplido y suspiro

estalla con un grito

que la ventana empaña,

del sólido del cuerpo

al líquido entre telas

y con el vapor expira.

A ver si lo adivinas.

Áurea López Quiles-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *