Poemas

En el desierto

Es sin duda mi amiga que he soñado

aquel desnudo amor en el desierto,

bajo un cielo de Lunas descubierto

y un añil de caricias despeinado;

vagábamos los dos en un dorado,

en un vago rincón de cielo abierto

ensayando el sinfónico concierto

que rima con un pecho enamorado;

de pronto, me supe recostado

sobre tu joven cuerpo empecinado

en brindarme tu virgen geografía,

mientras el sol gritaba ensangrentado

y el sello de tu beso explosionado

a mi interno recinto seducía!

Sonetos del libro Rimas insolentes

Rodolfo Leiro-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *