Poemas

Llora conmigo, vecino

Llora, vecino, llora,

Porque hemos perdido parte de nuestra historia, nuestros recuerdos,

Parte de nuestra esencia.

Estaba en papeles, cartas, fotos, documentos, muebles, libros, años de trabajo.

Perdimos la belleza de nuestras flores, las mascotas compañeras.

Despide con dolor y rabia cada pedazo que amontonas en la calle.

No intentes desembarrar ese diccionario, ni el Martín Fierro,

ni aquel tonto primer poema a la luna.

Llora, vecino, te espera gran trabajo.

No volverá la emoción de mirar las fotos de tu boda,

la primera sonrisa de tu nieto, los rostros en sepia de tus abuelos.

Llora, las lágrimas salarán tus penas, pero darán fuerza a tu espíritu.

Y renaceremos.

Hoy el agua es enemiga sin culpa. Su sino es avanzar, pero también

enriquecer la tierra.

Guarda en su seno el mayor tesoro.

No la odies. Vuelve a la lucha. También es nuestro sino.

Estamos vivos.

No falta más.

Elsa Hufschmid-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *