Poemas

Mirando hacia atrás

Cae la lluvia suavemente,

moja mi rostro,

se desliza cuerpo adentro

como un viajante misterioso

que trata de descubrir mis silencios.

 

La calle solitaria

y las pocas hojas

llevadas por el viento,

transportan también mis tristezas.

 

Cuántos recuerdos.

Cuántos alientos.

Cuántos pensamientos en cada reja.

Te miro,

calle de mi niñez,

como si fueras

un fantasma que despierta.

 

Y en los balcones dormidos,

en las flores que se muestran,

 

quedan los pensamientos vagando,

acariciándote con extrañeza.

 

Yo sé,

que volver al pasado

no es sano.

Y que buscar

el tiempo que partió

es imposible y extraño.

Pero quiero olvidarte

por última vez,

y decirte:

 

“Yo te guardo fuertemente

en todo aquello

que pueda mostrar como idea.

Y has marcado,

paso a paso,

mi crecer

que tanto tarda y no despierta”.

 

Oliver Robertt-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *