Poemas

Consigna

Si insistes

entonces habitaremos

todas las encrucijadas.

Será

en el vendaval

que repartiremos las manos,

que cederemos

los ojos, el reptar.

Si así lo quieres

abriremos la puerta

y será la casa

el único refugio,

la última consigna.

Gustavo Tisocco-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *