Poemas

En la lontananza

Ya la vida cansada venía,

levantando polvareda,

me desprendí

de mi mismo, decía,

sutil fisonomía

en la lontananza veía.

Espejismos como vorágines

se acumularon en la existencia,

me arrastraron por la senda

y dejé pasar la incongruencia.

Pupilas vidriosas

de reflejos partidos

de amores deshechos

de sucesos perdidos

llenaron mi biografía

de una incorpórea desolación,

siendo la sombra más oscura

tal vez que mi propio yo…

Busqué hospicio en mi alma

aquella no me abandonó

rendirle culto a la vida

resultó mi profesión.

Bárbara Himmel-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *