Poemas

Corazón de niño

 Debe ser un privilegio

ser un poeta para niños,

notar su tierna amistad

limpia como el armiño.

 

Creer que el tiempo no pasa

como si fueras Peter Pan,

sentir que estás suspendido

en el país de Nunca Jamás.

 

Oír esos gritos chillones

que retumban en los oídos,

siendo aún tan inocentes

como el trinar de un pajarillo.

 

Creer en los duendes y hadas,

pitufos azules y gnomos,

pensar que en el mundo se ama

estando exento de enojos.

 

Quiero ser poeta para niños

que se sienten a mi alrededor,

con voces dulces me griten

¡cuéntenos un cuento señor!

 

Ver la alegría en sus rostros

limpia como los ángeles,

como la bondad que caracteriza

las almas a esas edades.

 

Quiero tener corazón de niño

para escribir cosas para ellos,

porque de esa manear soy libre

en este mundo tan siniestro.

 

Ser poeta para niños,

tener esa facultad

de ser infante de nuevo

y volver también a soñar.

 

Ignacio Alcántara-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.