Poemas

Tan antiguo esto de robar un sueño

 Tan antiguo esto de robar un sueño

a alguien que pasa.

El mismo sueño que rueda por entre las mesas

de esta fiesta abandonada.

De esta ciudad vacía de celebraciones

verdaderas.

Nadie posee nada en esta calle.

Las cosas se acumulan

en cajas, en números,

en miedos vigilantes

que se suman como otra cosa más

a las palabras impuestas.

Lo único que existe,

es este sueño oscuro e imperioso

de otra ciudad.

Donde no sea necesario

robar un sueño a alguien que pasa.

 

Del libro La otra ciudad

 

Paulina Vinderman-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.