Poemas

Necesidad

 llega la locura a casa

se pone a coser

a cantar

 

a mediodía, mi chiquito

le ofrece vino

pescado

 

mi traje sastre

tu vestido

son para la tarde

 

la demencia cuidará la casa

los juguetes

 

para ser felices

-dice, caminando por la plaza,

desnuda entre los árboles-

sólo es necesario:

 

no sentirse lo más importante del mundo.

 

Alejandro Schmidt-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.