Poemas

Sequía

Una rueda antigua

chirría,

repite, repite palabras

que sólo yo entiendo.

Gira su inercia de siglos

junto al molino,

y el viento de alientos

desesperados,

la mueve, viuda de agua

la mueve, nostálgica de

aquella caricia,

flujo transparente y fresco.

 

Lejano quedó

el eco del río,

la estría de la cascada

en la piedra,

el mecerse

de los navíos anclados

para siempre…

 

            Haidé Daiban-

Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.