Poemas

Bebe la noche un agua misteriosa

“La noche hace una casa negra, pura y de todos…! – Idea Vilariño

 

Bebe la noche un agua misteriosa

de lágrimas y vino.

Bebe un licor añejo

de palabras gastadas.

Un amargo brebaje

de sueños sin sentido.

Devora hambrienta y muda

los despojos del día.

Hasta saciarse bebe

la sangre del fracaso

y muerde adonde duele,

donde no llega nadie,

como un mastín rabioso

de dientes amarillos.

 

Alguna vez la noche

fue un tiempo de suspiros

y amor en la penumbra.

Fue el viejo simulacro

de fuegos y paredes.

Fue un canto adormecido

entre las manos

y una sonrisa por la madrugada.

Tuvo el lento perfume

de alguna primavera.

Se pobló de susurros,

de promesas vacías

y huyó como un ladrón,

por la ventana…

 

Inútil esperarla en nuestro lecho.

Ya la hemos perdonado.

¿Para qué recordarla?

 

Ana María Godoy-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.