Poemas

Otra sangre

“La vieja zarza arde en la llanura de mi recordación…” – Juan Gelman, LA PIEDRA

 

íbamos con el sol en los bolsillos

pateando catedrales de escarcha

 

nuestra sangre

menos cobarde que ahora

solía navegarnos a contracorriente

 

nos subía a las cabreadas

para enamorar palomas con sombras chinescas

 

brillaba como el barrilete rojo sobre

el cielo de parís

sabía intuir el vello de las semanas

sin arrancarle vestidos al calendario

 

nuestra sangre de ahora

requiere alguna mano de piedad

 

no sabe ser extranjera

ni borbotear hacia qué o cuánto

 

se arropa junto al fogón mira

las bandadas por la ventana busca

amaneceres extraviados entre los nardos

y hace reserva de hipogeos

 

cómo salirnos cómo

volver de qué modo

fugarnos

hacia la sangre otra

 

Nolberto Malacalza-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.