Poemas

Soy una mujer…

Soy una mujer que camina la iglesia

novia que acepta

inclina, se arremanga

un hadita doméstica

que va buscando dueño en las orillas.

 

Toda una vida

de hombres como burdeles

 

Contra la boca

este velo bordado por abuelas

que arden todavía en los malditos hornos

la que avanza y avanza, decapitada

sin padre que la entregue

que sostenga su paso por la alfombra

 

Enamorada y sola

la única dispuesta a perdonar.

 

Marion Berguenfeld-

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.