Poemas

Ella

La ha soñado

y entrevisto.

 

La idealiza

con otros rostros.

 

Pero ignora

que es esa furia latente

y ese su grito en letanías

que lo atrapan,

 

Quiere ser el dueño de su libertad

de su alegría,

quiere ser el partenaire de su danza

 

y no salir de ese laberinto

ni de su embrujo.

Sabe que sin sus ojos no hay luz

 

sin sus manos no hay senderos

ya no quiere perderla

volverá a los aromas olvidados

 

y con los últimos rumores de la tarde

la encontrará en su sangre y será latido.

 

Victoria Asís-

Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.