Poemas

Trópico

Amargas lunas mates de estero hechizan, muertas,

noches de frutos altos y de tácitos vuelos.

Ríos de cocodrilos y de tortugas lentas

descaman las estrellas de un calcinado cielo.

 

 

En urgencia arterial, por roja tierra tibia

discurre el agua madre de las inundaciones,

mientras corolas túrgidas como sexos encienden

la lámpara votiva de las insolaciones.

 

 

Carnívoros estambres, piedras que encierran astros;

troncos que se hacen nudo mortal bajo agua quieta;

peces de aguda voz, aves de mudos rastros.

 

 

La Cruz del Sur, guardiana de sus misterios, arde,

cual cifrando en su acorde de siderales neones

la música del mundo en su primera tarde.

 

Josefina Plá-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.