Poemas

Caperucita roja

Al otro lado de este bosque inmenso

me espera el mundo. Todo lo que he visto

sólo en mis sueños tiene que esperarme

al otro lado de este bosque. Es hora

de ponerme en camino, aunque el viaje

se lleve varios años de mi vida.

De pronto escucho aullar la voz de siempre,

la que siempre ha logrado detenerme:

«Al lado de este bosque, niña,

sólo espera la casa en la que mueres».

 

Amalia Bautista-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.