Poemas

El primer otoño de sus ojos

Hojas color de hierro, color de sangre, color de oro,

Pedazos del castillo del día

Sobre los muertos pensativos.

 

Mientras la luz se filtra entre las ramas,

El aire frío esparce las memorias.

 

Es el primer otoño de sus ojos.

 

Cuánto camino andado hasta la huesa

Donde se han ido ahilando

Los amigos nocturnos del vino

Y los lejanos maestros.

 

Quedar como ellos profiriendo flores,

Quedar como ellos perfumando umbrosos,

Quedar juntos y dialogar

En plantas renacientes,

Para que nuevos ojos escuchen mañana

En el cristal de otoño

Los murmullos de corazones desvanecidos.

 

Roberto Fernández Retamar-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.