Poemas

Versos encadenados 2

Imperturbable

En su larga espera

Ella sabe,

De constelaciones,

De solsticios y lluvia

De estrellas.

No se inmuta,

Sabe del perfumado

Cobijo de su guarida,

Y así engañar

A los sentidos

A la soledad.

¡Oh pálida deidad

Que te me esquivas

Envuélveme con tus velos.

Que tus magras extensiones

Alejen este frío premonitorio

Déjame un poco más

En este mundo

Que sus confabulaciones

Me persuadan.

Y el traspaso

Sea venturoso.

 

Victoria Asís-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.