Poemas

Sola

Sola

cuando naciste estabas sola,

y ahora -muerta-

vuelves a estar sola.

 

El camino de enfrente es desolado,

con la sorda desolación

de la lluvia de verano,

con el monocorde chorrear

de canaletas,

y el melancólico sonido

de techos de zinc.

 

Estás sola.

Tras el próximo invierno.

 

Aun antes del otoño que no llegó,

dejaste atrás la primavera

prendida a las violetas

y el verano

pasó cerca

y tú, sola,

sola entre el silencio largo.

 

Sola.

 

En la avenida desnuda

de cipreses llorones,

estás sola.

 

Arturo Carrera-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.