Poemas

Poema que la muerte espera

Nada es para siempre,

aceptémoslo.

Lo eterno se inventa

para no vernos acabados.

 

Nada dura más tiempo que una vida,

sólo las aves creen que el planeta es infinito,

sin imaginar que su vuelo

es inferior al de los astros

y que estos, a la vez,

un día se opacan

y surcan vacíos el silencio

como el corazón de un hombre

que ha dejado de amar.

 

Por ello, cuando sé

que el amor es el primero en morir,

no dejo de sentir una extraña alegría.

Saco una silla al patio

y entre las flores,

dejo a los gatos atrapar

y matar mariposas

en su juego.

 

Fabricio Estrada-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *